Ardbeg 10 años 700cc

En copa, Ardbeg Ten es amarillo pálido.
empieza con un golpe de humo de turba y sal. Le siguen aromas dulces y afrutados. Un toque de limón, lima y uva blanca, seguidas de notas ligeras de miel y vainilla.
En boca, Ardbeg Ten es de cuerpo medio y algo oleoso. Posee intensas notas de humo de turba, que se mezclan con fuertes notas salinas.
Le siguen notas agridulces potenciadas por el toque salino. Encontramos notas de miel y vainilla, pero también fruta. Limón, mango, papaya. Un toque mantecoso acompañado de notas picantes y regaliza hacia el final, regresando de nuevo a las notas más dulces y ahumadas.

Conclusión
No es de extrañar que Ardbeg Ten se haya convertido en el ahumado básico para muchos pero también es más dulce y meloso.
Ardbeg Ten es un perfecto ejemplo de lo que Islay puede producir, un whisky que equilibra dulzor y turba. Funciona como puerta de entrada a los whiskies ahumados pero que también disfrutarán aquellos amantes de los whiskies de Islay.

Compartir: